Críticas, I recommend, Personal, You must...

¿Volvemos a África?

Es extraño volver al cine ocho años después para volver a ver una película que viste cuando tenías 10 años. Desde entonces la has revisionado en VHS, en la tele, en DVD…. pero pocas veces tendrás la oportunidad de verla de nuevo en el cine. Sin embargo, parece ser que Disney se le ha antojado recuperar películas y pasarlas al 3D. Ya lo hicieron con La Bella y la Bestia y ahora lo han hecho con El rey León. Yo no lo he visto en 3d (por varias razones, la primera es que ya no queda en ningún cine) pero no importa. Me he sentado en una sala donde los asistentes no pasaban de los cinco años t he vuelto a visitar África.

La decisión de verla ha salido de mi hermana, que ahora tiene 18 años y que no ha vivido la época dorada del cine infantil. Cuando estrenaron El rey León (en 1994) ella sólo tenía un año… así que no ha visto ni Aladdin, ni La Bella y la Bestia, ni la Sirenita, ni Pesadilla antes de Navidad…. en cine. Las ha disfrutado en la tele… pero no es lo mismo.

¿Por qué digo que no ha vivido la época dorada del cine infantil? Porque ayer, tras volver a ver las aventuras de Simba no me encontré frente a una película naïf, tonta, superficial. El rey León (como la mayoría de películas infantiles de los noventa) entendían que el público infantil no es tonto. Que sabe entender cosas profundas y que incluso una historia tan compleja como Hamlet puede ser representada para niños que no superan el metro de altura.

Durante los ochenta / noventa el cine infantil-juvenil tenía drama, aventuras, emoción, tristeza, alegría, reflejaba grandes problemas desde una perspectiva accesible a los niños. Sin embargo, ahora, todo se ha convertido en temática tonta, superficial, con personajes bastante materialistas y simplones. Sólo se salva Pixar (la gran Pixar) que sigue manteniendo la idea de que el cine infantil tiene que contar una buena historia. Sin eso, el cine no es nada.

Por algo será que Pixar es la reina, que sabe que un anciano puede ser el protagonista de una historia de animación, que incluso un robot (cercano a Cortocircuito) puede mover montañas para salvar a Eva. No sé dónde se han quedado los creadores del cine infantil-juvenil… pero por favor, que vuelvan a revisarse las películas Disney de la época dorada, que vuelvan a ver las películas de Jim Henson, que vuelvan a leerse a los grandes autores de la literatura juvenil.

Y que nos dejen ya de vender películas como “Un Chihuaha en Los Angeles” porque eso es simple y llanamente decir que somos lo suficientemente imbéciles como para pagar por ver basura.

Anuncios
Estándar

2 thoughts on “¿Volvemos a África?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s