Críticas, series tv

SMASH (temporada 1)

Pues bien, ya ha terminado una de las seis series que estoy viendo durante este año.

SMASH ha durado quince capítulos y ya ha sido renovada para una segunda temporada. Como ya comenté cuando la empecé a ver, la serie es una serie musical que sigue los pasos de Glee, pero donde se trata la música con un punto más adulto y más lógico.

Es decir, nunca veremos escenas en las que la gente cante porque sí, ni con músicos alrededor, ni fuera de contexto. Esto es uno de los puntos que más me ha gustado porque trata las canciones como un elemento lógico, y con una intención muy clra. Es muy importante este elemento para dar credibilidad a las canciones… y en muchos momentos, las series y las películas se olvidan que debe ser creíble que un personaje cante. Los números musicales se reducen a tres puntos:

– Los ensayos

– Imaginación (momentos en que los protagonistas se imaginan cantando algo… pero donde todo el espacio se transforma para que entendamos que no está ocurriendo en la vida real)

– Bares, Karaokes, conciertos…

Pero, ¿qué tal ha sido la serie?

Smash empezó muy bien. Un gran piloto en el que dejaba claro los personajes, las tramas y el posible desarrollo de la primera temporada. Eso, que para un piloto es fantástico, luego ha resultado ser su propio error. Es decir, todos sabemos quién es la protagonista y que su objetivo se cumplirá, con lo cual nunca sufres porque no vaya a conseguir su propósito. Sabes perfectamente que lo conseguirá.

La serie ha sido estable, se ha manteido en un nivel correcto, pero muy pocas veces ha sido espectacular, muy pocas veces ha sorprendido (reconozco que introducir a una actriz “famosa” si que me sorprendió pero ha sido uno de los pocos elementos sorpresa).

Aún así, me ha gustado mucho porque trata con bastante acierto el mundo del arte, la competitividad de los musicales y la trastienda de lo que no vemos cuando estamos sentados en nuestra butacas. Al menos me ha dado esa sensación al compararlo con la obra que más cerca he tenido (Spamalot, montar un documental sobre la obra abrió muchas puertas a saber qué se esconde tras el telón). Y para que negarlo, no todas las series tienen que ser tan adrenalíticas como Perdidos, ni tan sesudas como Mad Men. Siempre pueden quedar series entretenidas para pasar el rato.

El reto ahora será conseguir que el nivel se mantenga en una segunda temporada de la cual no tenemos detalles de hacia dónde se moverá (la trama está bien cerrada… así que tendrán que inventarse otro show) y que aquellos fallos que ha tenido Smash se difuminen y brille más y mejor.

P.S.: Cuando saldrá la Banda Sonora? Yo quiero tener Bombshell en mi IPOD!

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s