Críticas, I recommend, películas

Looper de Rian Johnson

 

Es curioso lo que ha conseguido Rian Johnson.

Para empezar, habrá mucha gente que no lo conozca. ¿La razón? Sólo ha hecho tres películas y de ellas, sólo la tercera ha tenido una promoción aceptable: Looper. La ópera prima fue Brick, una película maravillosa que yo pude ver dos veces en el cine (en el 2006 según he re-descubierto en mi blog) y que contaba una trama típica del género policíaco pero dentro de un ambiente estudiantil. Todos y cada uno de los arquetipos de este tipo de películas se reflejaba en un personaje de Instituto. Un gran trabajo que hizo que me comprase la edición DVD especial, con el relato corto y unos fotogramas de la peli. La segunda peli ha pasado tan desapercibida que no ha llegado a estrenarse, aunque contaba con un reparto bastante potente. Y ahora llegamos a su tercera peli, la que le tiene que confirmar como un director interesante, o no.

Looper podríamos resumirla en una versión 2012 de Terminator. Una historia que habla sobre viajes en el tiempo y de personajes que hacen lo posible para eliminar a alguien del pasado para, así, transformar el futuro. Una historia que es muy interesante y que sabe jugar perfectamente con las líneas de tiempo y con la edición para darle un toque más dinámico y, a la vez, más interesante en ciertos momentos del film (no es extraño que juegue con jump-cuts o planos extraños teniendo en cuenta que Rian Johnson antes de ser director fue montador). Increíble también es la transformación de Joseph Gordon-Lewitt a través del maquillaje para convertirse en un Bruce Willis joven.

A mí, la verdad, es que me ha gustado.

Probablemente podría estar un poco mejor desarrollada (tener unos personajes un poco más redondos) o construir alguna escena de otro modo para ser más espectacular (como cuando Bruce Willis se lía a tiros con todo Dios…) pero la verdad es que las mejores escenas no son las de acción, sino aquellas en que la historia se relaja y se conviete en una conversación entre dos personajes. Son fantásticas las escenas de la cafetería entre Willis y Gordon-Levitt. Es maravilloso el primer encuentro entre Gordon-Lewitt y Emily Blunt. Es fantástica la interpretación del niño pequeño.

El truco final también me ha parecido muy acertado, ya que en un momento en que piensas ¿bueno, y esto como se va a resolver? lo hace de la forma más lógica, interesante y comprensible del mundo mundial. Y no, no voy a estropear el final por si alguien quiere verla.

Así pues, si alguien quiere disfrutar de un buen blockbuster del 2012, que aproveche, porque Looper empieza a estar en pocos cines. Y si alguien quiere ver una peli de culto, que alquile Brick ya.

 

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s