Críticas, I recommend, películas

Skyfall

 

¡Vaya con la nueva película de James Bond!

Las películas de espías han sufrido durante los últimos años un terremoto bastante espectacular y eso fue provocado por la irrupción de Jason Bourne y su trilogía original. Acostumbrados a las películas de James Bond y otros espías donde lo importante eran los efectos especiales, las explosiones, los coches grandes, los cachivaches increíbles y los chulazos y modelos que participaban… Paul Greengrass tuvo la fantástica idea de eliminar todo lo superficial y crear un personaje con amnesia y rodarlo casi como cine documental.

Eso fue fantástico y todavía considero que Bourne es una maravilla. Pero James Bond no es eso. James Bond era otra cosa. Y han tardado tres películas en descubrir como reforzar sus claves. Las nuevas películas de Craig Daniel han intentado siempre mostrar a un 007 mucho más realista, con sentimientos, con problemas, con heridas, un personaje de carne y hueso que fuese creíble. Casino Royale fue una buena carta de presentación, empezaba a mostrar lo que querían conseguir. Sin embargo Quantum of Solance patinó. Perdió el norte y durante unos años estuvimos en tierra de nadie. No se sabía si se quería encaminar la saga hacia unos aspectos más realistas o seguir la senda de la espectacularidad (toda la persecución entre grúas de construcción… bastante arriesgado, la verdad).

Pero Skyfall ha encontrado el equilibrio perfecto. Es una película de James Bond, pero es mucho más que una película 007.

Para empezar han sabido contar con un gran director, Sam Mendes, que ha intentado por todos los medios contar una historia interesante que, a pesar de durar dos horas y media, no aburre en ningún momento. Pero también ha sabido crear una serie de postales visuales muy bonitas. Toda la película es preciosa. Los escenarios, los encuadres, los juegos de color y de iluminación. La música está fantástica. La historia es creíble porque por primera vez no nos hablan de un loco que quiere dominar o destruir el mundo, sino que cuenta historias personales, íntimas, casi de cine europeo.

Uno de los grandes aciertos es Javier Bardem. Su personaje es fascinante. Lo que hace Bardem con Silva es brutal y consigue que desde su primera aparición (a mitad de la peli) no puedas dejar de mirar la pantalla.  Él es el motor de toda la historia, la clave de que funcione Skyfall, lo que le convierte en uno de los mejores villanos de la saga 007.

Así pues, con Skyfall se ha avanzado muchísimo en la evolución del personaje de James Bond. Ha costado cincuenta años pero ya no es sólo un mujeriego cínico (como Sean Connery) ni una parodia (Roger Moore). Ahora es Daniel Craig: un espía de carne y hueso que ha sufrido mucho pero que no le importa llegar hasta el final, aunque eso implique morir y renacer.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s