Críticas, I recommend, series tv

Ya ha terminado la segunda temporada de Girls!

girls-season2-poster

El tiempo pasa muy rápido. Dos meses y medio han sido los que han pasado desde que empezó la segunda temporada de Girls. Ahora toca hablar del capítulo final y de la valoración global de esta etapa.

La primera temporada fue una sopresa. Personajes jóvenes, con problemas comprensibles para la mayoría de la gente veinte-treintañera (trabajos basura, relaciones amorosas defectuosas, pisos alquilados, búsqueda de ese mundo perfecto que nos han asegurado que existía y que, a la hora de la verdad sólo está al alcance de unos pocos…). Tuvo un cierre muy abierto, en el que se desconocía que iba a pasar con estos personajes: Hannah rompía con Adam y aparecía en una playa, Jesse se casaba sin previo aviso, Marnie lo dejaba con su novio de toda la vida y Shoshana encontraba alguien con quien acostarse.

¿Qué podía ocurrir en esta segunda temporada? Pues que hemos visto las consecuencias de muchos de los actos llevados a cabo en la primera temporada. Diez capítulos donde la comedia ha salido reforzada (sobre todo en los primeros capítulos) para después caer en un drama muy complejo: el de Hannah. Un personaje que desde que sus padres dejaron de pagarle todo (el piso, la comida, los estudios) no sabe qué hacer con su vida. Quiere disfrutar de su libertad, de sus decisiones erróneas, descubrir lo que el mundo tiene que ofrecerle…. pero todo eso le lleva a una situación insostenible: dejar de hablarse con Adam, con sus amigos, con sus padres, no tener trabajo, no tener dinero… Hannah Está completamente perdida. Y lo peor es que no sabe a quién pedir ayuda. No quiere decir que ha fracasado, no quiere descubrir que ha vivido en un sueño.

Esta temporada hemos visto que ninguno de los personajes protagonistas sabe qué debe hacer para ser feliz, qué debe hacer para encontrar un buen trabajo, qué debe hacer con el resto de su vida. Y eso es una realidad, porque aunque ahora mismo “nosotros” seamos la generación mejor preparada, nos encontramos en un momento en que el mundo real ya no es lo que esperábamos que iba a ser. Ha cambiado. Sus reglas ya no son las mismas que las de hace 20 años. Todo eso lo refleja Girls en esta segunda temporada.

Y todo esto que podría convertir a Girls en una serie trágica ha logrado que al meno, en los últimos diez minutos, vuelva a tener un punto de esperanza. Porque varios de sus personajes han sabido enfrentarse a sus problemas, han entendido qué tienen que hacer para seguir avanzando.

Girls es una serie y como tal tiene que ser ficción. Pero no podemos negar que hay una parte de verdad en la historia de Hannah, una parte de verdad que refleja una situación actual, una situación que viven muchos treintañeros.

Girls es una serie exagerada, pero que tiene una base real que sufren muchos jóvenes, es por eso que creo que realmente Lena Dunham es “la voz de su generación o, al menos, una voz de una generación”.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s