Críticas

Top of the Lake

top-of-the-lakePoster400

Top of the Lake es otra de las series de televisión que he visto en un sólo fin de semana y que todavía no había comentado en el blog, así que creo que es el momento de submergirnos en los lagos de Nueva Zelanda y dar mi opinión.

El canal Sundance Channel está empezando a auto-producirse sus propias series de televisión con dos apuestas: Top of the Lake y Recitfy. Podría haber buscado dos temas sencillos, cercanos y amables para empezar a llamar la atención del público, pero no. Ha preferido ir a dos temas oscuros: por un lado Top of the Lake, la historia de una detective que intentará demostrar que una niña ha sufrido abusos pederastas y buscará un culpable. Por otro Recitify, la otra cara de la moneda: un hombre que lleva 20 años en la cárcel por un caso de violación y que gracias al ADN se descubre que era inocente.

Mientras que Rectify todavía no se ha estrenado, Top of the Lake cerró su temporada hace un par de semanas. Y la verdad es que creo que la evolución de la serie ha sido un poco irregular.

Tiene cosas muy buenas, eso no podemos negarlo: Elisabeth Moss (Peggy en Mad Men) hace una demostración de lo buena actriz que es y nos demuestra que puede ser mucho más que una creativa de publicidad. El personaje que desarrolla en la serie es complicado, oscuro, lleno de contradicciones y aunque al principio cuesta de empatizar con ella, poco a poco vas entendiendo sus motivaciones y descubres que la comprendes y deseas que llegue hasta el fin de su investigación.

El resto del casting también es fantástico, sobre todo Holly Hunter y Peter Mullan.

A nivel visual, la serie también es asombrosa, aunque después de la trilogía de El señor de los Anillos y la próxima trilogía de El Hobbit, tampoco es difícil imaginar que una serie rodada en Nueva Zelanda iba a tener problemas a nivel de sus exteriores. El lago, el pequeño pueblo perdido de la mano de Dios, las montañas, el peligroso acantilado… parece que el espacio es un personaje más y es tratado como tal.

Sin embargo, la trama me ha parecido un poco previsible en algunos casos. No en todos, pero sí en los grandes secretos. No voy a desvelar nada pero en los primeros capítulos yo ya intuía quién iba a ser el culpable y también intuía la relación entre Robbin Griffin (Elisabeth Moss) y Matt Mitcham (Peter Mullan). No pasa nada. No te impide disfrutar de la serie, pero es una pena que estas dos tramas, que en teoría son las más sorprendentes, puedan ser fácilmente reconocibles para aquellos que prestan un poco de atención.

Aún así, creo que es una serie muy disfrutable y que a aquellos que les interesó “The Killing” les puede ayudar a suplir el vacío de esa serie. Eso sí, si no tenéis mucho nivel de inglés, miradla con subtítulos… porque mira que es difícil el acento inglés cerrado de los neocelandeses….

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s