Críticas, musica

Primavera Sound 2013 (día 3)

970757_10151576646250822_677753012_nY llegó el último día del Festival.

Aunque aparentemente el día ganador era el viernes (BLUR es mucho BLUR) y tras las cancelaciones de Rodriguez y Band of Horses del sábado…. tengo que decir que, para mí, ese tercer día fue uno de los más completos. Es decir, en el que vi más bandas que me gustaron.

La jornada empezó con Guadalupe Plata. Una banda que encajaría perfectamente en un bar perdido en medio del desierto a las dos de la madrugada pero que sonaron muy bien y supieron levantar el ánimo de todos los que nos presentamos a las cinco de la tarde al escenario Ray-Ban.

El siguiente fue Adam Green y Binki Saphiro. Yo a Adam Green ya lo había visto en el Summercase y la verdad es que tampoco ha cambiado tanto. Es verdad, ahora se ha dejado barba, y en algunos momentos toca canciones un poco más folkies, pero cuando le tocaba hacer sus canciones en solitario, Adam Green se soltaba la melena y lo daba todo: bailaba, hacía el tonto, saltaba… en definitiva, daba un buen espectaculo que es lo que mejor sabe hacer.  Binki era un poco más sosa, aunque sus canciones también estuvieron bastante bien.

El siguiente grupo que pude ver fue The Sea and the Cake. Era una banda de la cual no había escuchado nada. Fueron un poco sosos (no decían casi nada entre canción y canción, ni se presentaron, ni casi se despidieron) pero a nivel musical me gustaron bastante.

Deerhunter (o Band of Horses Part II: The Reckoning) fueron los que se quedaron con el espacio de Band of Horses. Era uno de los comentarios que más se escuchaban en el festival: Deerhunter había sido una de las bandas que mejor habían estado el primer día en el escenario Ray-Ban… así que era el momento para aquellos que no lo habíamos visto de descubrir si esto era cierto o no.

La verdad es que no estuvo mal, pero creo que a lo mejor no estuvo al nivel de las expectativas. Sonó muy bien pero no acabé de conectar con su música. Sería interesante escuchar la opinión de alguien que viese su primer concierto del escenario Ray-Ban y que lo comparase con el segundo en el escenario Heineken, para saber si fue el mismo show, con las mismas canciones o si hubo alguna variación.

Después llegó una de las sorpresas del festival: Wu-Tang Clan. Estoy convencido que su show fue uno de los que más sorprendió a todo el mundo. En un festival en el que predomina la música indie (en todas sus variantes: rock, electrónica, folk…) que lleguen una de las bandas de hip-hop más famosas y hagan disfrutar a todos los que estábamos ahí es algo que poca gente se debía esperar. Fueron uno de los mejores shows que yo he visto en el Primavera, y también uno de los más multitudinarios. Los raperos lo dieron todo y, sin duda, uno de los mejores momentos fue cuando el dj hizo una master-class de lo que realmente es pinchar los discos.

Nick C_ 8.tifOtra de las cosas que molan de este tipo de festivales es que después de estar una hora bailando hip-hop, puedes cambiar de escenario e irte a ver a Nick Cave & the bad seeds. El australiano lo dio todo, y su banda también. Me gustó especialmente cuando cantó “Red Right Hand” porque me trae buenos recuerdos de la época del Instituto. El concierto estuvo muy, pero que muy bien. Fue muy divertido cuando Nick Cave saltó hasta el público y, aguantado por las pantorillas gracias a sus fans, le cantó a una chica de la primera fila, la abrazó, la acarició.

Cuando terminó su concierto, escuché trozos de Los Planetas (aunque sólo fueron un par de canciones, ya que a mí me aburren un poco y nunca he llegado a conectar con su música) y de Liars.

My-Bloody-ValentineY, poco a poco, vamos llegando a los dos últimos conciertos que disfruté en el Primavera del 2013.

Por un lado, My Bloody Valentine. Es sorprendente ver el “muro de sonido” que crean en sus conciertos. Un muro que desconcierta pero que te envuelve. El sonido era espectacular y hacía que en algunos momentos fuese muy complicado escuchar a los cantantes, pero me gustó mucho. Y, finalmente, llegaron Hot Chip en un concierto de estos que molan, en el que te lo pasas bien mientras suenan todos sus hits y no paras de bailar y saltar. Sin duda, para mí fue no de los mejores cierres de festival. Es cierto que después habían varios dj’s… pero yo, a esas horas, ya estaba de camino a casa, para dormir.

Así pues, creo que este año el Primavera ha estado muy bien. He visto un total de 28 bandas en tres días y, comprando mi entrada en junio del 2012 (por 100 euros) me ha salido un total de 3,5 euros por concierto. Ha merecido la pena. Yo creo que nos veremos en el 2014.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s