I recommend, Personal

Operación Triunfo mola

Estos últimos días he comentado varias veces a algunos amigos que soy fan de la nueva edición de “Operación Triunfo” y la reacción siempre ha sido entre sorpresa, incredulidad o incomprensión. ¿Por qué? ¿Por qué la gente se sorprende cuando digo que me gusta la nueva edición de OT? Además aún me miran más raro cuando les digo que yo no veo las galas, ni que me conozco el nombre de muchos de los concursantes. Me dicen: ¿entonces cómo puede ser que sea fan de este formato si no has visto las galas? Pues aquí van mis razones:

1) Operación Triunfo se disfruta en youtube, no sólo en televisión. Este concurso ha comprendido muy bien cual es el target al que va dirigido: los “millenial”. Un target que ya no mira la televisión tradicional y que es incapaz de aguantar galas de cuatro horas de duración. Los millenials no necesitan aguantar galas interminables, ahora pueden ver lo que ocurre en la Academia 24 horas al día y pueden disfrutar de playlists en su canal oficial de todo aquello que les parezca importantes (los pases de micro, las clases, los músicos invitados, los momentos “top”…). Yo decido lo qué quiero ver y cuando quiero verlo.

2) El uso de las redes sociales crea un vinculo especial entre el concursante y el espectador. Estamos en el Siglo XXI y todos tenemos facebook, twitter, instagram. Así que lo lógico era que los concursantes tuviesen cuentas en estas redes sociales. Me parece super interesante que puedas disfrutar del contenido que generan ellos mismos a través de sus cuentas de Instagram: esto crea cercanía ya que ellos deciden qué fotos colgar, que videos compartir y qué quieren comunicar. La barrera de la televisión desaparece cuando les ves haciéndose una foto y, al instante, la encuentras en tu feed de Instagram.

3) Puedes ver las clases de los profesores al completo. Es algo muy interesante. Hasta ahora sólo podíamos disfrutar de algunos momentos en los resumenes de la gala pero ahora puedes ver las clases completas en youtube. ¿Te interesa la cultura musical de Guille Milkiway? Están completas y para verlo online! ¿Yoga? ¿Bailes de salón? ¿Interpretación? ¿Etiqueta y comunicación? Cualquiera de estas clases puedes disfrutarlas semanalmente y permite convertirte en un alumno más.

4) La selección de lo temas muestra un gran abanico de estilos. En las primeras ediciones de OT, en el 2001) la mayoría de los temas eran pop-rock mainstream. Ahora, en cambio, cantan de todo: Rufus Wainwright, Michael Jackson, David Bowie, Prince, el musical “Rent”, La La Land… por primera vez los temas semanales empiezan a enseñar que la música no son sólo hits nacionales o internacionales (que también), sino que hay todo tipo de estilos musicales y todas son igual de válidas.

5) La selección del casting y del profesorado es impecable. Chicos y chicas jóvenes pero con mucho talento (tocan instrumentos, componen…) y con muchas ganas de aprender. Además son humildes, sencillos, naturales. Ya era hora que un programa de televisión volviese a mostrar que la juventud no es sólo “Hombres, Mujeres y Viceversa” o “Gandía Shore”. Y los profesores igual. Ya era hora que se abriese la puerta a una nueva generación de talento profesional: Guille Milkiway, los Javis, Vicky de Fama…. es una manera de aportar una mirada fresca y joven de entender el mundo. La manera en que los Javis han tratado temas como la transexualidad (por ejemplo), permite que temas que hasta hace poco eran tabú en TVE se vean como algo normal.

¿Todavía no os he convencido para disfrutar de OT? ¿A qué esperáis? Para mí este es un breve resumen de por qué me parece que Operación Triunfo mola. Un programa que ha sabido reinventarse y aprovechar la nueva tecnología para convertirse (de nuevo) en un fenómeno musical. Han logrado que la barrera entre el espectador y el programa se haya difuminado. Yo ya no me siento un mero espectador de un talent show que se emite un día en un canal de televisión, sino que puedo sentirme un alumno más que escucha las clases de Guille Milkiway a través de youtube, que sufro con los pases de micro en directo y que disfruto cuando conocen a sus ídolos cuando estos les visitan por sorpresa.

Anuncios
Estándar
I recommend, series tv

SERIE: Master of None

aziz_ansari

Aziz Ansari se hizo popular en la serie “Parks and Recreation” y, luego, a través de sus monólogos cómicos (de los cuales se pueden ver dos o tres en Netflix). Pero ha sido gracias a la serie Master of None donde ha demostrado su gran capacidad como observador de la generación de treintañeros que viven en Nueva York.

Master of None cuenta con sólo dos temporadas de apenas 10 capítulos cada una pero han sido suficientes para convertirla en una serie de referencia. Y, sí tenemos que ser precisos, ha sido la maravillosa segunda temporada la que lo ha alzado entre los más grandes gracias a una serie de capítulos que pueden llegar a verse de manera independiente al resto de la serie (uno de ellos acaba de ganar el EMMY 2017 al mejor guión y que ha significado el primer premio a una mujer negra y lesbiana en esta categoría).

¿Por qué se ha convertido en referente de la comedia? Por varias razones:

1) Es una serie creada por lo que se suelen considerar “minorías étnicas”. Aziz Ansari es de origen indio y Alan Yang (su co-creador) es de origen chino. Por ello, son capaces de trasladar sus problemas y preocupaciones desde su propia perspectiva étnica y dar voz a una serie de personajes que, de otro modo, nunca habrían conseguido ser protagonistas de una serie. Como ejemplo: el episodio “Indians on TV”.

2) Entre sus personajes también aparecen otras minorías como la negra y la LGBT. Sin ir más lejos, el personaje de Denise (interpretado por Lena Waithe) es una mujer afroamericana lesbiana. Ha sido el guión para el capítulo de “Acción de Gracias” (escrito por ella misma) el que ha ganado del EMMY antes mencionado y muestra, a partir de experiencias personales, lo dificil que es para una mujer afroamericana aceptar su sexualidad y compartirla con su familia.

3) Habla de problemas actuales que cualquier treintañero vive o ha vivido en algún momento. Problemas de carácter amoroso (y la aparición de las redes sociales y aplicaciones de contactos. Capítulo: “First Date”); de autorealización y de búsqueda de tu espacio en la sociedad (el final y principio de la primera y segunda temporada); de incomunicación entre padres e hijos (el capítulo “Parents”).

4) En uno de sus capítulos también habla de los problemas que tienen que vivir las mujeres por el simple hecho de ser mujeres: el miedo a ir solas por la noche, las respuestes que reciben en redes sociales, los problemas de acoso en el trabajo y como la palabra feminista no tendría que ser algo exclusivo de las mujeres, sino que todo el mundo debería considerarse feminista. (Capítulo “Ladies and Gentlemen”).

En definitiva, a través de una veintena de capítulos Aziz ha sido capaz de comprimir todas las vivencias de una generación y transformarla en una comedia que se disfruta y que puede visionarse en un único fin de semana. Ahora tendremos que esperar a una tercera temporada sin fecha de rodaje para descubrir qué nuevas aventuras vive Aziz y sus amigos.

Estándar
I recommend, películas

DOCU: Life, Animated (2016)

lifeanimated_og

¿Qué pasa cuando un niño aparentemente normal cambia de un día para otro y deja de comunicarse, reír, bailar o jugar? ¿Cómo enfrentarse a la realidad del autismo? ¿Qué hacer para superar esa barrera y conseguir que la vida sea lo más fácil si tu hijo sufre esta enfermedad? Ron Susking (el guionista y padre de Owen Susking, el protagonista absoluto de este proyecto) encontró la respuesta y el resultado es el maravilloso documental “Life, Animated”.

“Life, Animated” nos relata lo dificil que es para el núcleo familiar convivir con un autista y cómo encontraron una fórmula para comunicarse con él: las películas Disney. A través de toda la filmografía animada (El rey León, Aladdin, La Sirenita, El libro de la Selva, etc…) consiguieron que Owen se mostrase receptivo al mundo y, gracias a ello, lograron inculcarle unos valores y pudieron hacerle ser lo más independiente posible dentro de los límites que impone esta enfermedad.

Esta película documental nos cuenta todo este desde dos puntos clave: la narración de ese pasado en el que se tuvieron que enfrentar a la enfermedad y cómo lograron superarla y, la segunda línea temporal, que se centra en uno de los momentos más importantes de la vida de Owen Susking: el momento en que ha terminado el Instituto y tiene que enfrentarse a la vida real: vivir en su propia casa, lejos del entorno familiar y con un trabajo en un multicines. Esto, que parece bastante normal, cobra una importancia vital para un  autista: ¿será capaz de enfrentarse a todos los problemas teniendo sus problemas de comunicación y de comprensión del mundo? ¿Cómo se enfrentará al amor y al desamor? ¿Cómo se sentirá cuando no pueda pedir ayuda a su hermano mayor? ¿Logrará mantener el órden dentro de su casa, cocinar, hacer la compra?

Para mí, sin duda, es toda esta aventura la que hace que el documental sea maravilloso ya que no se centra tanto en la parte negativa de la enfermedad sino que es capaz a través del humor y de la vida diaria de Owen de mostrar como todo el mundo es capaz de enfrentarse a los problemas y superar las adversidades. Porque Owen ha vivido en una burbuja Disney y ha sido capaz de entender conflictos profundos y asumir unos valores pero el cine de la factoría de Mickey Mouse siempre acaba con un final feliz y, la vida real, no es como en las películas animadas.

 

Estándar