I recommend, series tv

SERIE: Master of None

aziz_ansari

Aziz Ansari se hizo popular en la serie “Parks and Recreation” y, luego, a través de sus monólogos cómicos (de los cuales se pueden ver dos o tres en Netflix). Pero ha sido gracias a la serie Master of None donde ha demostrado su gran capacidad como observador de la generación de treintañeros que viven en Nueva York.

Master of None cuenta con sólo dos temporadas de apenas 10 capítulos cada una pero han sido suficientes para convertirla en una serie de referencia. Y, sí tenemos que ser precisos, ha sido la maravillosa segunda temporada la que lo ha alzado entre los más grandes gracias a una serie de capítulos que pueden llegar a verse de manera independiente al resto de la serie (uno de ellos acaba de ganar el EMMY 2017 al mejor guión y que ha significado el primer premio a una mujer negra y lesbiana en esta categoría).

¿Por qué se ha convertido en referente de la comedia? Por varias razones:

1) Es una serie creada por lo que se suelen considerar “minorías étnicas”. Aziz Ansari es de origen indio y Alan Yang (su co-creador) es de origen chino. Por ello, son capaces de trasladar sus problemas y preocupaciones desde su propia perspectiva étnica y dar voz a una serie de personajes que, de otro modo, nunca habrían conseguido ser protagonistas de una serie. Como ejemplo: el episodio “Indians on TV”.

2) Entre sus personajes también aparecen otras minorías como la negra y la LGBT. Sin ir más lejos, el personaje de Denise (interpretado por Lena Waithe) es una mujer afroamericana lesbiana. Ha sido el guión para el capítulo de “Acción de Gracias” (escrito por ella misma) el que ha ganado del EMMY antes mencionado y muestra, a partir de experiencias personales, lo dificil que es para una mujer afroamericana aceptar su sexualidad y compartirla con su familia.

3) Habla de problemas actuales que cualquier treintañero vive o ha vivido en algún momento. Problemas de carácter amoroso (y la aparición de las redes sociales y aplicaciones de contactos. Capítulo: “First Date”); de autorealización y de búsqueda de tu espacio en la sociedad (el final y principio de la primera y segunda temporada); de incomunicación entre padres e hijos (el capítulo “Parents”).

4) En uno de sus capítulos también habla de los problemas que tienen que vivir las mujeres por el simple hecho de ser mujeres: el miedo a ir solas por la noche, las respuestes que reciben en redes sociales, los problemas de acoso en el trabajo y como la palabra feminista no tendría que ser algo exclusivo de las mujeres, sino que todo el mundo debería considerarse feminista. (Capítulo “Ladies and Gentlemen”).

En definitiva, a través de una veintena de capítulos Aziz ha sido capaz de comprimir todas las vivencias de una generación y transformarla en una comedia que se disfruta y que puede visionarse en un único fin de semana. Ahora tendremos que esperar a una tercera temporada sin fecha de rodaje para descubrir qué nuevas aventuras vive Aziz y sus amigos.

Anuncios
Estándar
Críticas, series tv

Ya sé quién mato a Rosie Larson

Pues bien, ya ha terminado la segunda termporada de The Killing.

Y sí, ya sabemos quién mató a Rosie Larson. Han sido dos temporadas llenas de giros de guión, cambios de sospechosos e idas y venidas que (por fin) han terminado con un final que puede que a muchos sorprenda, a otros decepcione y a otros les parezca justo. La verdad es que a mí la trama de The Killing me gustaba.

Entiendo que han sido muchos los giros de la trama y que han existido ciertos momentos en los que uno no estaba seguro de si la historia iba a terminar, si sabían cómo iban a terminarlo o si, simplemente, estaban dejando pasar el tiempo para inventarse un cierre que funcionase. A mí no me ha parecido que hubiesen perdido el control de la serie, sino que a lo mejor han querido jugar demasiado al ratón y al gato con el espectador.

Toda la trama política/india/casino me ha parecido interesante y creo que han jugado muy bien la forma de ir dejando caer la información y como las piezas iban cuadrando poco a poco. También creo que la trama de los Larson ha estado muy bien desarrollada y que cada uno de los personajes ha tenido una evolución personal muy bien dibujada desde la primera temporada.

Y qué decir de los dos protagonistas. Ellos son los que realmente han mantenido interesante esta historia: dos personajes que lo han perdido todo y que lo único que tienen para sobrevivir es resolver un caso que parece maldito. Hemos descubierto sus secretos, sus problemas, sus dudas y, la mayoría de las veces, a través de escenas sin diálogos o con conversaciones que no parecen tener relación con la trama…

Si tenemos que hablar de quién es el asesino… decir que al principio no me ha gustado. De todos los posibles sospechosos el que se ha elegido me ha parecido el menos interesante, el que más claro parecía ser desde el principio… y sus motivaciones tampoco me han parecido extraordinarias. Eso sí, la vuelta de tuerca final sí que me ha gustado. Porque me ha parecido mucho más contundente, más duro, más bueno.

No sé si hay tercera temporada o no. No sé qué van a hacer con The Killing. Aparentemente todo está cerrado y bien cerrado y si siguiese sería con un nuevo caso y, probablemente con nuevos protagonistas… así que parece el momento perfecto para que la serie acabe. Al menos, yo creo que este ha sido mi punto final con The Killing. Una serie que estuvo en constante pelea con Twin Peaks sin que la gente entendiese que no tenían nada que ver.

Estándar
Críticas, series tv, television

¿Qué fue de Jorge Sanz?

La semana pasada se estrenó la primera serie propia que hace Canal +, y que aparentemente tenía cierto parecido con el estilo de Curb your Enthusiasm. Es decir, una serie de ficción rodado al estilo documental en el que se sigue las aventuras de su protagonista, en este caso Jorge Sanz.

Sigue leyendo

Estándar